La Cámara ve positiva la nueva caída del paro en julio en Soria, pero teme el frenazo del empleo que ya se vislumbra en toda España

Mar, 08/02/2022 - 12:56
Soria, 02/08/2022. La Cámara ve positivo el nuevo descenso del paro en Soria en el mes de julio, menos acusado que en junio, con 59 personas menos en paro y un
-2,07% respecto al mes anterior. La caída interanual ha sido del 25,17% y 941 personas menos en situación de desempleo que hace un año por estas fechas.
 
El desempleo de la provincia sigue por debajo de la barrera de los 3.000 desempleados (2.797) y aumenta el número de contratos, tanto indefinidos, como temporales. Estos datos refuerzan los registrados por la Encuesta de Población Activa, que otorgaba a Soria la tasa de paro más baja del país, con un 7,32% en el segundo trimestre del año.
 
Pese al buen comportamiento del empleo en la provincia de Soria, desde la Cámara de Comercio se sigue alertando de la falta de determinados perfiles laborales que impiden la actividad de algunas empresas, por un lado, y de la posibilidad de que el empleo se frene en los próximos meses debido a la incertidumbre derivada del contexto internacional.
 
La Cámara de Comercio de Soria se suma a la Cámara de Comercio de España respecto a la afirmación de que el mercado de trabajo muestra una solidez aparente  debido al empuje de la hostelería y el turismo, pero prevé una moderación de la creación de empleo en los próximos meses. En este sentido, el presidente de la Institución Cameral soriana, Alberto Santamaría, destaca “la incertidumbre que viven las empresas relacionada con el contexto internacional que se traduce en el incremento de los costes de producción por el encarecimiento del precio de la energía y de otras materias primas, a lo que hay que añadir el endurecimiento de la política monetaria del BCE y el impacto negativo en el consumo que tendrán tanto la inflación como la subida de tipos de interés. En este escenario es probable que se reduzcan las necesidades de personal en muchos sectores”.
 
En un contexto de incertidumbre generalizada como el actual, la Cámara de España señala que “sería aconsejable poner en marcha de inmediato las reformas estructurales que necesita la economía española, lo que redundaría en la mejora de la competitividad y de la productividad del factor trabajo, fuente de crecimiento y de prosperidad económica”. Entre estas reformas, cita las relacionadas con el mercado de trabajo, la adaptación de los itinerarios formativos a las necesidades de las empresas, la modernización de las políticas activas de empleo o la reducción de la burocracia y de los costes asociados al proceso de contratación, entre otras.